Search
  • Margarita E. Pignataro

Siguiendo el Sendero Manito: Tejiendo Querencia por Medio de Preguntas (Entrada Concluyendo)

Updated: Aug 17

Margarita E Pignataro. Ph.D.

Universidad de Wyoming

Escuela de Cultura, Género y Justicia Social


El corazón del hombre planea su camino, pero YHWH dirige sus pasos. (Proverbios 16:9, IAV)




En la entrada de mi bitácora previa de junio declaré: “Espero haber adquirido algunas imágenes digitales de las piezas vistas en este muro de enseñanza, en la próxima serie de entradas del blog.Y eso se logró, gracias a Raechel Cook, conectora creativa (dot connector), constructora con experiencia, Conservadora del Compromiso Académico en el Museo de Arte de la Universidad de Wyoming. Raechel Cook fue la asesora durante el proceso de selección de imágenes presentadas a los estudiantes en el Seminario del primer año: Cultura Popular Latina/o Primavera del 2019 (LTST 1101) en la Galería de Enseñanza Pat Guthrie del Museo de Arte de la Universidad de Wyoming, y también facilitadora durante la conversación en el tiempo de almuerzo concerniente a las piezas de arte de la Galería de Enseñanza Pat Guthrie. Contacte profesores y personal (faculty and staff ) del Museo de Arte de la Universidad de Wyoming.

Planeando para el muro, me imaginé piezas que fueron partes de la exhibición Siguiendo el Sendero Manito 2017, como se ve abajo. El collage mosaico “Faces of Wyoming” (Caras de Wyoming) y el “Quilt” (la colcha), por ejemplo.



En esta bitácora hay imágenes archivadas por la Universidad de Wyoming de la exhibición del 2017 Siguiendo el Sendero Manito. Las fotografías fueron tomadas por el Centro de Herencia Americana de la Universidad de Wyoming o por el Museo de Arte. Si hay fotografías del Centro de Herencia Americana (American Heritage Center (AHC), el fotógrafo de AHC debe ser acreditado. Ginny Kilander, del AHC, me proveyó detalles relacionados a las imágenes en esta entrada de bitácora.

Diría que esta entrada en la bitácora tiene imágenes precisas, no como las que aparecieron en la entrada previa, sin embargo, el pensamiento todavía permanece: “La exhibición, los murales, la pared cubierta de collage—marcos grandes, marcos pequeños, lonas digitales—saltaban vibrantemente para que todos miraran por un segundo, para mirar por tres o cinco, pero aquellos que estaban intrigados, ¡ahhh!, mirar, considerar por un minuto o más, y traer las imágenes vivas en conversación que dura de por vida” expresado en la bitácora de mayo, y aquí estamos ahora en el 2021 conversando todavía.Para más información sobre la exhibición, haga clic en los enlaces:

https://www.uwyo.edu/artmuseum/exhibitions/archives/2017/following-the-manito-trail/

https://www.wyomingpublicmedia.org/post/exhibit-follows-manito-trail#stream/0


Estudiantes de primer año (FYS) de estudios latino/latina. Muro en la Galería de Enseñanza Pat Guthrie del Museo de Arte de la Universidad de Wyoming.

En el 2019, cuando investigué acerca de piezas de arte de la exhibición del 2017 Siguiendo el Sendero Manito, no estaban disponibles. Habían sido o devueltas a su dueño, en viaje de préstamo a otro lugar, o pertenecían a otra institución. Abajo está la Galería de Enseñanza Pat Guthrie en el espacio del Museo de Arte de la Universidad de Wyoming. El tema de la pared de fondo a la derecha se relaciona al curso de Seminario de Primer Año (FYS) Latino/latina. Las piezas sirven como una expresión de querencia. Se ve una imagen digital enmarcada de la “Colcha” en la pared, como cuadros de la tierra de Wyoming, hogar y ovejeros con ovejas; todas las piezas fueron usadas para las actividades de enseñanza en el museo.



El evento estuvo abierto al público cuando hablé acerca del mural Siguiendo el Sendero Manito. Habían otros profesores que estaban allí describiendo sus murales, o piezas seleccionadas por sus clases. Parte de la experiencia para mi clase, la cual se relaciona al tema de migración/inmigración, fue la migración de aula a la galería de enseñanza. ¿Cómo sería migrar a un espacio diferente para una sesión de clase? ¿Cómo uno interactúa diferente con el espacio, y unos con otros? Las conversaciones fueron diferentes en el vestíbulo, las miradas y reacciones fueron diferentes a las palabras que se habían afirmado acerca de la obra de arte, fotografías, y propósito de la aventura al museo de arte. Así como, una mirada fija y sentir una imagen digital de una colcha enmarcada puede tener una interpretación diferente a la colcha real colgando en un mural. Sin embargo, ¿qué significa una colcha? ¿Qué sentimientos se mueven cuando se está mirando la imagen de una colcha en un marco en un museo, comparado a una colcha tangible en tu cama, o una en la tienda de segunda mano, o en la calle cubriendo a alguien en una acera bajo un puente, manteniendo a alguien abrigado que no tiene la llanura para consuelo? ¿Qué representa esta colcha digital particular?


Enfoque en la Galería de Enseñanza Pat Guthrie del Museo de Arte de la Universidad de Wyoming en la primavera del 2019


Trenzando las imágenes: la imagen a la izquierda tiene un árbol en la tierra de praderas. ¿Qué habría en el paisaje y qué puede hacer uno en ese espacio? son preguntas, y las vemos ser contestadas en la mitad de la imagen. El pastoreo y ovejero con perros a los lados, están reflejados en la mitad de la imagen: gran espacio de cielo abierto en la tierra constante. ¿Cómo llegó él allí y por qué medios? La imagen de la derecha es una carreta, el modo de transportación de hace mucho. Cada pieza tiene un título. Tejiendo las imágenes juntas vemos que la pared tiene una colcha a la derecha de la imagen de la carreta.Amarrando cuadrados juntos, cosiendo tela junta, como nuestra vida es estructurada en nuestras jornadas. ¿Cuáles son las imágenes que recuerdas? y ¿por qué? Current UW Art Museum Exhibits


Preguntas a los estudiantes durante nuestro tiempo juntos en el museo

  • ¿Qué es hogar para usted?

  • ¿Cómo expresaría su definición de hogar?

  • ¿Cómo mira fíjamente e interpreta las imágenes? ¿Qué siente cuando está viendo las imágenes del ovejero, las ovejas, el hogar en la pradera y la tierra abierta? Explique.


“COLCHA” Digitalizada


Preguntas que se hacen a los estudiantes cuando están viendo el cuadro digital de la colcha son en referencia al valor de la colcha que estaba en el museo. ¿Cuál sería su perspectiva si la colcha estuviera en un almacén? ¿Qué le da valor a las colchas? ¿Será el apego personal? ¿Sentimientos de una reliquia familiar? ¿Una colcha en un museo lo atrae tanto como una en un almacén de segunda mano en una tienda local, por ejemplo? ¿Por qué esta colcha es tan especial? Y comienza la investigación de ¿por qué fue cosida? ¿Quién contribuyó? y ¿cuáles son sus historias? ¿Cuál es el propósito de una colcha? ¿Dónde puede uno encontrar una colcha cuando se necesita? ¿Y qué pensaría usted si encuentra una debajo de un puente o sobre la banca de un parque, en una acera o en el medio o de un sendero?


“COLCHA” en exhibición en el 2017 devuelta a su dueña. Las etiquetas en la pared lateral explican la manta y la historia. Las dimensiones no fueron recibidas.


La imagen siguiente nos trae de vuelta al registro anterior. Los arborglifos fotografiados a color en la pared están enmarcados y la descripción está en las etiquetas que acompañan el juego de cuatro. Abundan más preguntas: ¿Por qué uno tallaría en el tronco de un árbol? ¿El tallado solidifica la presencia de algún tipo o herencia? ¿Algunas vez has tallado en madera? ¿Por qué? ¿Cómo preservarías tu historia en el sendero? ¿Qué mensajes querían dar los Manitos a los espectadores o aquellos buscando otra trayectoria? El cuadro del Ovejero ha sido colocado mirando al cuadro de casas en la pradera, espacio ancho y entonces la naturaleza de árboles. ¿Cómo se ve tu sendero de caminata?



Presentando en California y expresando investigación en El Museo de Arte de Wyoming

Asistí a la Conferencia anual de la Asociación Nacional para estudios Chicana Chicano (NACCS) que tuvo lugar en Denver, Colorado, la primavera del 2016. Los directores del proyecto Siguiendo el Sendero Manito presentaron.

A continuación se mencionan tres directores que fueron parte de un panel de cuatro presentadores en la sesión 1.8 de Procedimientos NACCS:


7 de Abril 2016, Sesión 1.8. Crystal, I. Comunidades de Colorado y Raza Wyoming: Fundaciones, Empoderamiento y Estabilidad.

  • Fonseca, Vanessa. Universidad de Wyoming. “Siguiendo el Sendero Manito: Manitas forjan sus propios senderos”.

  • Romero, Levi. Universidad de Nuevo Mexico. “Siguiendo el Sendero Manito: Los nuevomexicanos en Guayomin (Wyoming)”.

  • Romero, Eric. Universidad de Nuevo Mexico Highlands. “Terreno nuevomexicano perdido y las fundaciones económicas de una diásfora Manito nuevomexicana”.

Una pared es dedicada a los fundadores: su imagen y biografía están centrados con un video lateral repitiendo el “Riverton Project” (Proyecto Riverton) y la etiqueta más hacia la izquierda explica enteramente el proyecto.



Gracias a los fundadores o directores de proyecto por esa querencia de crear. Por ese deseo de crear, buscar e investigar Manitos en Guayuma. La querencia que tienen ustedes por nuevomexicanos el interés de conversar con semejantes y aprender de su travesía, su navegación de supervivencia, al llegar a una tierra nueva y lo que pueda ofrecer esa tierra, los frutos de la tierra, al igual lo que Manitos, todos hermanos, puedan ofrecer a la humanidad o la comunidad. Gracias por plantar semillas o buscar árboles y excavar a las raíces de migraciones conectantes. Sin su trabajo, ¿qué mundo estaría yo deambulando?


California, Chile, Empanadas, y Wyoming

¿A qué huele el Sendero Manito? Me pregunto, ¿cuáles son los sonidos, el toque, el sabor de la comida hecha para viajar, o al llegar al destino? La imagen visual de arborglifos y elementos de casa traen el sentido de querencia. Así como el olor de pino fresco, o pan, o los aromas del sofrito de pino, el relleno de una empanada chilena. En mi entrada en el blog de junio escribí que expandiría más en la historia de encontrar mi querencia en Laramie, de empanadas chilenas, en el próximo juego de registros. Aquí está, el próximo juego de registros es ahora”: ¿Qué sucedió esa noche que descubrí que estaba colocada en el Sendero Manito? ¿Cómo llegaron a una mesa en el centro del pueblo Laramie, cerca de los rieles del tren, empanadas, chilenos y pebre? Yo quise descubrir.

“¿Quién las hizo?,” pregunté.

“Un chileno,” contestaron.

¿Un chileno en Wyoming? ¿Cómo pasó eso?

Por supuesto, allí habían chilenos migrando hacia el oeste. La costa del Pacífico norte en las veintisiete millas de costa en Oregon, Lincoln City para ser exacta, prueba la similaridad de formación de roca y costa. El Mercado de Pescado de Seattle da un aire de las ofertas en Valparaíso de comida de mariscos. Una migración de chilenos desde Chile a California ocurrida a fines del siglo XIX, viajando hacia el norte la costa de Califas para buscar oro.

Aún antes de que yo supiera esa historia de Chile de la migración al Estado Dorado, me imaginé una vida allá. Yo tenía quince años de edad, en mi primer trabajo como asistente bibliotecaria en Massachusetts, llenando los libreros y poniendo en el estante el libro City of Nights (Ciudad de Noches) de John Ritchie. El protagonista migró desde El Paso, Texas a New York City. Yo quería migrar. Quería ir al Oeste. Mi novio ecuatoriano dijo que iría conmigo a dondequiera que yo deseara estudiar. Pensé ir al colegio. Dije “California”. Él dijo okay. Nunca sucedió. Opciones. La migración tiene sus esfuerzos y recompensas.

Cuando estudié en la Universidad del Estado de Arizona, donde profesores Chicanos, Mexicanos y de Mexicali fueron mis mentores, viajé a California. Tuve amigos en Big Bear, California en ese entonces. Había viajado la Inter-estatal 5 y costa arriba. Tuve familia en San Diego. Yendo y viniendo por Yuma, Arizona para llegar a San Diego, para estar cerca de la familia. Allá en el frente de la universidad, estando junto a los Chicanos, mis compañeras mexicanas pensé que yo era chicana. Gracias. Chicana honoraria, si me permite, y otra vez, aquí soy o estoy La chilena chicana escribiéndoles mi última entrada de bitácora Siguiendo el Sendero Manito.

Volviendo a la noche de gran querencia de empanada, después de una velada de Siguiendo el Sendero Manito, fui invitada por mis colegas a un establecimiento local en el centro del pueblo. Al entrar vi a mis colegas, y había pebre sobre la mesa. Un amigo de un amigo las había hecho. Empanadas chilenas. Tuve que repetir las palabras de sorpresa expresiva tres veces, ¡¡¿¿¡¡Empanadas chilenas !!??!! ¡¡¿¿¡¡Empanadas chilenas !!??!! ¡¡¿¿¡¡Empanadas chilenas !!??!! Sí. Sí. Sí. ¿Quién? ¿Qué? ¿Dónde? Necesito dígitos y confirmación de que allí había otro compatriota en las inmediaciones. El maestro panadero había dejado su marca en una mesa, y en los vientres de colegas en Laramie. ¡Laramie! Yo necesitaba saber. El deseo de encontrarlo se convirtió en una necesidad: una línea de vida a mi pueblo, mi patria, mi país de corazón, investigación y búsqueda. ¿Cómo navego mis próximos pasos? ¿A quién le hablo mis siguientes palabras?

Las tres damas –una de Laramie, una de California y una que no estoy segura de dónde, pero ella era importante en economía o finanzas en la universidad, una asiática– me dijeron que inquiriera con un colega geólogo. Cosmopolita todo, ¿no? Él me dijo que las compró y que no tenía su número. Las damas entonces me presentaron a un trabajador cubano del establecimiento. Le pregunté a él acerca de las empanadas chilenas y él dijo que conocía al chileno y tenía su número. Le pedí que lo llamara para ver si yo podría conectarme con él. Esperé en el establecimiento desde más o menos las nueve de la noche hasta la media noche. El lugar se llenó, yo comencé a bailar, y corrí a buscar al cubano para ponerme al día respecto a la hora estimada de llegada. “¿Todavía está planeando estar aquí?” “Se está haciendo tarde”. La respuesta fue, “Sí”. Y de seguro, alrededor de la medianoche pregunté otra vez y fui dirigida a él entre la multitud, escaleras arriba, de sala en sala hasta localizarlo. El encuentro con el compatriota esa noche cambió mi experiencia en Wyoming. Gente familiar. Gente distante, pero todavía gente. Cultura. Lenguaje. Forma de vida. Autopistas, carreteras secundarias, bulevares y pistas de peaje. Senderos hechos al recorrer el mundo.


¿Dónde está el sendero que usted va a seguir, mi Manito?

Los invito a explorar el sendero. Seguir el Sendero Manito y ver dónde los dirige al analizar demografías, espacios, lugares y gente que han migrado, o su propia migración de un lado a otro, de una localización a la próxima. ¿Dónde pones tu cama, tu cabeza, para descansar y decir he arribado? ¿Cuánto vas a estar y por qué? ¿Cuándo te irás y para dónde? Siguiendo el Sendero Manito es en cuanto a Raza. Valentía estableciéndose y resolviendo factores no resueltos mientras uno crea hogar, crea vida en Wyoming.


Gracias por la oportunidad de compartir. Estoy agradecida.



Porque como los cielos nuevos y la tierra nueva, que yo crearé, permanecerán delante de mí, dice YHWH, así vuestra simiente y nombre permanecerán. (Isaías 66:22, IAV)







1 view0 comments